Referencias:
¿Ya tienes tus propósitos?

 

 

En estas fechas de turrones, polvorones y panetones, es muy tentador saltarse la dieta que tanto esfuerzo nos ha costado hasta ahora. Los compromisos familiares, entre amigos, de trabajo, etc. son una buena excusa para comer más de la cuenta o para no asistir al gimnasio. Desde Boutique de Santé te facilitamos unos prácticos consejos para que puedas mantener tu peso, o incluso rebajarlo.

1. Solo las excepciones justas y necesarias.

Debes mantener la dieta durante las fechas navideñas, si tienes que acudir a alguna cena, fiesta o reunión,  date un capricho y disfruta de la comida, pero con moderación y luego, vuelve a seguir la dieta. 

2. Si vas a comer fuera, merienda algo antes de salir.

Comer fuera de casa, en una fiesta y con hambre, implica que vamos a comer mucho más de la cuenta. Por este motivo, es recomendable salir de casa después de haber comido una ligera merienda como: cereales bajos en azúcar o emparedado de pavo. 

3. El desayuno sigue importando.

Al levantarse después de una noche de fiesta, muchas personas tienden en saltarse el desayuno. Este es un grave error, ya que es de gran importancia mantener los niveles de glucosa y recargar con buenos carbohidratos la primera comida del día (cereales, pan integral, jamón de pavo o pollo, frutas, leche baja en grasa). 

4. En la nevera tienes que tener lo necesario para las fiestas, pero nada más de la cuenta.

Si llenas tu nevera de quesos, dulces y alcohol, entre otras muchas cosas, es fácil caer en la trama y terminar devorándolo todo. 

 

Esperamos que estos consejos te sean útiles y recuerda, disfrutar de estas fechas, no necesariamente significa comer de más. Disfruta de esta Navidad, haciendo alguna excepción pero sin olvidar la dieta, ni el ejercicio. 

¡Felices fiestas y prospero año nuevo!

 

 

 




La obesidad como factor de riesgo

 

Además del aspecto estético, que puede tener mayor o menor importancia, el sobrepeso influye negativamente en la salud y en la calidad de vida.

Está demostrado que el sobrepeso, además de elevar la presión arterial limita la efectividad de los fármacos, de tal forma que a mayor sobrepeso mayor cantidad de fármacos y peor control de las cifras tensionales. La reducción del sobrepeso es una medida esencial del tratamiento de la hipertensión, pero no es necesario llegar al peso ideal: una pérdida de 3-4 Kg repercute de forma importante en el control tensional. El sobrepeso es una de las principales causas de hipertensión resistente a fármacos, es decir, de hipertensión que es de muy difícil control y si usted es un hipertenso obeso debe esforzarse en adelgazar aunque esté siendo tratado con fármacos antihipertensivos.

Las personas que sufren un desorden en la alimentación se caracterizan por:

- Extremistas en cuanto a consumo de alimentos, que puede manifestarse por una pérdida severa de peso, rápidos aumentos de peso, o fluctuaciones muy importantes en peso.

- Esta a disgusto con su imagen corporal, a menudo acompañado de una distorsionada percepción de las señales del cuerpo (hambre, enojo, fatiga, etc.).

- Prácticas poco saludables para mantener el peso, como son: ayuno, inanición, comer compulsivamente, uso indiscriminado de laxantes, medicamentos para bajar de peso, diuréticos y exceso de ejercicio.

- Un miedo irracional a engordar y un deseo obsesivo de adelgazar. 

Para evitar todos estos problemas se recomienda seguir una dieta sana y equilibrada y consultar a un dietista profesional en caso de necesitar ayuda. Si necesitas información sobre dónde y cómo encontrar un buen dietista ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos. 

 




Nombre Comentarios E-mail