Maurice Mességué

Maurice Mességué, el maestro de las plantas

Maurice Mességué nace el 14 de Diciembre de 1921, en Colayrac St Cirg (Lot et Garonne), Francia. Aun que vive toda su infancia en Gavarret (Gers), Francia.

Su padre, Camille, curandero, le transmite toda su pasión y sabiduría sobre las plantas y sus virtudes. A los 11 años ya conocía las propiedades curativas de un gran número de plantas.

Desde los años 40 empieza su lucha para el reconocimiento de las propiedades terapéuticas de las plantas, empezando muy joven a curar con las plantas en Niza, en 1946.

Su primer cliente fue un vagabundo que conoció en un “comedor popular” y que padecía eczema. Maurice Mességué ofreció curarle, pero frente a la negativa del vagabundo, tuvo que pagarle un litro de vino en cada consulta para convencerlo. En tres semanas el eczema habíadesaparecido, pero Maurice Mességué se había quedado sin dinero.

Rápidamente el nombre de Maurice Mességué se popularizó. Entre sus pacientes figuran personalidades famosas como Mistinguett, Churchill, Cocteau, Utrillo y el futuro Papa Juan XXIII.

A lo largo de su vida escribe varios libros sobre Hierbas Medicinales, se convierten en Best Sellers.

Debe su fama a las miles de personas anónimas que han encontrado alivio a sus dolencias gracias a sus tratamientos.

En 1971, se convirtió en alcalde de la localidad de Fleurance (Gers), en Francia. Función que ocupa durante 18 años (reelegido tres veces). Hizo una gran labor en esta ciudad de 5000 habitantes, conocida en todo el mundo por ser ciudad de inicio del Tour de France durante los años 1977 y 1979.

Durante toda su vida, Maurice Mességué, ha sido un incansable defensor de la naturaleza. Empezó a denunciar los problemas del medio ambiente incluso antes que naciera la “ecología”. De esta manera, siempre se ha mostrado fiel a su convicción más profunda, “Salvar la tierra, para pode salvar la humanidad”.